jueves, 5 de septiembre de 2013

Hola a todxs!!! El blog sigue vivoo, solo que estaba de vacaciones ^_^ Pero vamos a empezar fuerte, hoy os traigo un poco de panadería, para los seguidores más exigentes voy a dar alguna sencilla indicación para tener en casa nuestra propia masa madre que podremos añadir a las masas para que las elaboraciones sean más ricas y duraderas.



Primero creamos un pie de masa.

Ingredientes para el pie de masa:


  • Harina de fuerza 75 g.
  • Agua 40 g.
  • Levadura prensada 2 g.
  • Sal 1 g.


Os he facilitado las cantidades suficientes para no acabar luego con un montón de masa madre.

Elaboración:

Taminzar la harina. Reservar.
Disolver la levadura en una pizca de agua (muy muy poca)
Mezclar la harina con la sal y el agua (todo menos la levadura disuelta en la pizca de agua)
Amasar unos 10 minutos.
Incorporar la levadura y amasar otros 5 minutos.
Bolear en la mesa y guardar en un bol o recipiente espacioso para que doble volumén.
Dejar reposar en el bol (cubierto con fil) hasta que doble volumen.

No nos asustemos si cuando dobla volumen lo cogemos y se desinfla (digo no asustarse porque yo me asusté, pensaba que se me había estropeado).

No se suelen decir tiempos pues depende de las temperaturas y de la humedad, pero supongo que por decir alguna indicación no está demás decir que en invierno lo he dejado reposar de un día para otro.

Una vez que ha reposado refrescamos el pie de masa, cuyo refresco llamaremos ya masa madre.

Ingredientes para la masa madre:


  • Pie de masa: 100 g. (Pesamos nuestro pie de masa y para el refresco hacemos una regla de tres para ver las cantidades que necesitamos)
  • Agua: 200 g.
  • Sal: 6 g. (Serían 8, pero mejor quedarse corto porque si se sala no vale para nada)
  • Harina (merdia fuerza):  400 g. (200 de harina floja y 200 de harina fuerte. Eso o solo 400 de fuerte)

Elaboración:

Taminzar la harina. Reservar.
Mezclar el pie de masa entero con todos los ingredientes.
Amasar unos 15 minutos.
Bolear en la mesa y guardar en un bol o recipiente espacioso para que doble volumén.
Dejar reposar en el bol (cubierto con fil) hasta que doble volumen.

Una vez haya doblado volumen podemos usarlo en nuestras recetas de pan.

Modo de conservación:

Dividimos en porciones de unos 50 o 100 g. boleamos cada porción, envolvemos con papel fil de cocina, y guardamos en el congelador.

Cada vez que queramos usar la masa madre descongelamos la porción que nesitemos (si no da tiempo que descongele a temperatura ambiente ayudamos con la función descongelar del microondas, con mucho cuidado que no se queme, vamos amasando un poco con las manos para sacar a la superficie la parte más helada).


La regla para usar la masa madre es de 200 g. por cada kilo de harina de la receta.

--> --> Importante:

Antes de que la masa madre se acabe habrá que darle un refresco, esto es coger una porción de masa madre y hacer con ella lo mismo que hicimos con el pie de masa cuando le dimos un refresco.

La calidad de un pan está en gran parte en la calidad de la masa madre. Una masa madre de calidad es una masa que lleva muchos refrescos por lo que las levaduras están "maduras" dandole al pan un sabor característico.

Ya sabeís el secreto, ahora a ponerlo en práctica y trabajar una buena masa madre.

SALUDOS Y BUEN PAN!!!

PAN, el secreto está en...

domingo, 21 de julio de 2013

Tarta pequeña “Ramones”

viernes, 19 de julio de 2013

Tarta “A Game of Thrones”



Hola! Este post va a ser muy rápido y sencillo, en más de una ocasión he utilizado el biscocho planta tal cual viene en esta elaboración(pinchar aquí), pero no es del todo necesario que sea así, este mismo batido podemos usarlos de distintas formas, como es esta otra: vertiéndolo en un molde para bizcocho convencional.


En esta ocasión utilicé 10 huevos, 300 de harina y 300 de azúcar, el proceso de batido es el mismo, solo que vertemos el batido final sobre el molde y horneamos a 180º C. hasta que esté cocido por completo.

¿Qué os parece?A mi me encanta para elaboraciones suaves y tartas que no tienen que aguantar mucho peso.

Saludos!

Variante de bizcocho plancha



Hola a tod@s, vamos a ver una fácil receta de estos ricos crespillos, apunten =D

Ingredientes:
Harina Floja 350 g. (La harina común que solemos comprar para bizcochos).
Agua o vino blanco 50 g. (Probar de las dos formas, la receta original la tengo con agua, pero con vino blanco también es muy típico). 
Aceite de oliva 100 g. 
Levadura fresca 50 g. (Levadura prensada, ya saben, la que se guarda en el frigorífico). 
Pimentón dulce en cantidad suficiente (una cucharadita o al gusto).
Pimienta molida en cantidad suficiente (una pizca).
Sal en cantidad suficiente (una pizca para la masa y otra para poner por encima antes de hornear).

Elaboración:
Tamizar la harina. Mezclar los ingredientes sólidos, añadir los líquidos, menos unas gotas de agua (como una cucharadita) para disolver la levadura. Mezclar y amasar bien todo esto (todo menos la levadura disuelta en la chispa de agua, que ha de quedar cremosa, no líquida), amasar bien durante unos 10 minutos, si lo hacemos a mano hacer 5 y 5 minutos con un reposo leve, incorporar la levadura, amasar otros cinco minutos y extender sobre una superpie enharinada con el rodillo, hasta que queden fina la masa, ya que por la levadura sube bastante. Cortar con corta pasta redondo (oye, y por qué no, cortar al gusto), pinchar con el tenedor, pintar con huevo o pulverizar con agua, echar sal por encima y sin repodo hornear a 200º C. durante 10-15 minutos. Sacar y enfriar sobre rejilla.

Os dejo esta foto de los primeros que hice, como veis están bastante gorditos, por eso digo que extendamos bien, a ver si para otra vez me acuerdo de fotografiarlos con mejor aspecto, aunque el resultado es muy bueno.
Saludos!

Crespillos, snack cartagenero


Hola! Esta tarta la preparé a primeros de verano para un cumpleaños. Aunque ya vimos la receta del merengue cocido en la tarta de
Cenicienta vamos a verla de nuevo aquí junto a la elaboración de la nata montada.


 Necesitamos:
Dos planchas de bizcocho, almíbar, nata montada y merengue cocido.

- Para las planchas de bizcocho recordamos esta receta: Bizcocho Plancha.

- Para el almíbar:
Hay muchas recetas, yo siempre lo hago a ojo, la densidad depende de la que le queramos dar, un ejemplo puede ser un vaso de agua y otro sin colmar de azúcar, o dos vasos de agua y uno colmado de azúcar. Podemos infusionar con el aroma que queramos, para esta yo lo hice con media rama de canela y una tira de piel de limón. Poner a hervir durante tres a cinco minutos (para que a sí infusione, tome el aroma).
Podemos usar en caliente o en frío, en caliente tendremos más cuidado porque empapará más el bizcocho y se nos puede deshacer, en frío nos aseguraremos de que está bien bañado.
Hay que encontrar la justa medida, para que no nos quede la tarta seca ni se nos deshaga.

- Para la nata montada:
Para preparar la nata montada nosotr@s en casa necesitamos: nata para montar (33% o 35% materia grasa) y por cada litro de nata unos 100 g. azúcar (granillo o glass), dependiendo de que nos guste más o menos dulce variaremos la proporción.
Para que la nata monte debe estar fría, es aconsejable tener 24 horas en el frigorífico, aunque en algunos envases pone la sugerencia de enfriar en el congelador durante media hora.
Mezclamos la nata fría líquida con el azúcar (si es glass se disolverá mejor) y con unas batidora con varillas montamos a una velocidad media alta. Cuando ya haya montado retiramos las varillas, no sigamos batiendo, o de lo contrario se nos cortará. Ha de quedar firme pero una vez conseguida la firmeza apropiada no sigamos batiendo porque no montará más, se cortará, perderá la textura, aparecerá una especie de grumos y amarilleará bastante.

- Para el merengue cocido:
Recordaré lo que ya vimos: 
Ingredientes: 
Claras de huevo 250 g.
Azúcar 400 g.  
Elaboración: 
Separar las claras de las yemas, con mucha precaución de que no caiga ni una pizca de yema. Para que las claras monten bien no puede haber nada de grasa ni líquido en las claras. El bol debe estar impoluto.
Mezclar las claras con el azúcar, con un tenedor mismo, no hay que batir, solo mezclar. Poner en un recipiente que resista el calor y calentar al baño maría (poner un cazo con agua, y encima el cazo con las claras, de tal forma que el agua cubra la superficie del cazo con claras pero sin que llegue a subir y moje las claras).
Con ayuda de un termómetro llevaremos las claras a una temperatura entre 65-75º C. Ir moviendo con las varillas hasta obtener este resultado.
Retirar del fuego y rápidamente batir con varillas, en batidora lo pondremos en marcha rápida, y una vez que haya montado seguir batiendo con velocidad más baja, hasta que enfríe. 
Dependiendo de la cantidad que queramos pondremos ambos ingredientes en más o menos medida proporcionalmente. Creo recordar que para esta tarta hice bastante más, casi se salía de la batidora.

Para montar la tarta, ponemos la primera plancha sobre la base que vamos a utilizar, bañamos con el almíbar, extendemos la cantidad suficiente de nata montada, ponemos la siguiente plancha de bizcocho, bañamos con el almíbar, volvemos a cubrir con la cantidad suficiente de nata montada, y por último, con una manga pastelera y la boquilla que más nos guste para la ocasión decoramos por arriba y los lados de merengue cocido. Los detalles ya son al gusto de cada cual.

Espero que os haya servido esta explicación y cualquier duda podeis consultarme como siempre.
Saludos!

Tarta nata y merengue, Mariposas por casualidad

jueves, 27 de junio de 2013

Hola de nuevo! Seguimos con recetas para aprovechar esas yemas que nos sobran.


Ingredientes:

-Yemas 12 unidades
-Azúcar 500 g.
-Agua 3 dl.
-Leche 2 dl.
-Huevos 3 dl.
-Azúcar avainillado 2 cucharaditas
-Caramelo para el molde (hacer con azúcar y agua, aparte de las cantidades dadas).

Elaboración:

1º) Hacer el caramelo. Colocar en los moldes.
2º) Poner a hervir en agua y el azúcar para hacer un almibar. Con que hierva 3 minutos es suficiente.
3º)A parte, mezclar los huevos, las yemas y la leche.
4º) Añadir a la mezcla en almíbar a chorro fino mientras seguimos mezclando.
5º) Poner en los moldes que hemos caramelizado, colocar al baño María en el horno y cocer de 160-175º C.

*Para colocar al baño María en el horno necesitamos una placa de horno con profundidad, como las de los asados, ponemos los recipientes y vamos llenando de agua con cuidado de que no entre en los recipientes ni  se nos desborde.

*Para servir presentar desmoldados, se puede decorar con nata montada.

Espero que os haya parecido sencilla y útil esta receta,
SALUDOS!!

Flan chino

miércoles, 26 de junio de 2013

Hola a tod@s! Qué tal ha comenzado el verano? Yo ya estoy de vacaciones despues de este año de curso de panadería y repostería, y me encuentro con el tintero cargado de recetas que compartir una vez más, no os las llevaré hechas, sino que os tocará vosotr@s hacerlas con los sencillos pasos que os doy.

¿Qué os parece empezar por estas sencillas natillas canseras? Receta muy similar a la de la crema pastelera.

Ingredientes:

-Leche 1 litro
-Maicena 40-45 g. (depende espesor que queramos).
-Yemas 4-5 unidades
-Azúcar 250 g.
-Canela en rama (media rama de las largas es suficiente, de las que venden en tarritos de cristal una entera)
-Piel de limón (el de una unidad mediana es suficiente).

Elaboración:

1º) Ponemos a calentar la leche (menos un poco que reservaremos) con la piel de limón y la media rama de canela, hasta que hierva, para que los aromas infusionen con la leche.
2º) Mezclamos la maicena con el azúcar y disolvemos con un poco de leche (la que hemos reservado).
3º) Batimos las yemas y mezclamos con la maicena y el azúcar.
4º) Retiramos la piel de limón y la canela en rama y añadimos la mezcla, cocemos a fuego suave sin dejar de mover con espátula o varillas hasta que hierva. Una vez hierva habrá tomado la consistencia deseada.

* Si quedasen grumos es aconsejable pasar por un chino o colador la mezcla aún en caliente, quedará más suave y refinada.

*Aún en caliente ponemos en los moldes en que queramos presentar las natillas, pues al enfriar espesarán más y tomarán un poco de forma.

*No te olvides de decorar al gusto con galletas y canela en polvo.

*Para su conservación guardar en nevera, tapados para que no cojan olores ni forme costra la superficie.


Espero que os animéis, sobre todo si os sobran yemas después de hacer un merengue, esta es una buena forma de aprovechar en nuestra cocina los ingredientes al máximo.
 
Saludos!! ;-)



Natillas caseras

jueves, 23 de mayo de 2013



Hola a todos y todas, hoy me acordé de unas ricas galletas, muy especiales, que me saqué un día de la manga, están realmente deliciosas, y no lo digo solo yo, lo dicen unos cuantos que las han comido jaja. Qué pena que sea una chica obediente, a la que su médico le ha dicho, tú ni oler el chocolate, ni puro ni impuro… ais que duro que es a veces, sobre todo cuando ves estas galletas y piensas en hacerlas sin cacao y seguido que no serán lo mismo, porque lo especial de estas galletas es la mezcla de sabores, que es un deleite para la boca, por eso su nombre. (Qué bonito que es bautizar recetas *_* jaja).



 
Os dejo ya con la receta.


Ingredientes:

  • Harina floja de trigo 120 g.
  • Harina integral de trigo 100 g.
  • Azúcar moreno 90 g.
  • Aceite Oliva Virgen Extra 100 ml.
  • Miel mil flores 60 g.
  • Huevo 1 unidad M (60 g.)
  • Cacao en polvo 5 g.
  • Leche en polvo 5 g.
  • Canela en polvo 1 cucharadita de café
  • Azúcar avainillado 1 cucharadita de café
  • Jengibre molido ½ cucharadita de café o menos
  • Sal una pizca
  • Bicarbonato sódico 1 cucharadita de café colmada

Elaboración:


Mezclamos primero los ingredientes secos, a continuación añadimos el huevo, y luego los líquidos. Amasamos con las manos, en un bol o recipiente que nos permita movilidad. Vamos apretando la masa hacia en centro hasta conseguir que se homogenice.

Dejamos reposar unos 10 – 15 minutos.

Formado de las galletas:

Para formas estas galletas, ponemos en la mesa papel de cocina, hacemos bolitas de tamaño semejante, aplastamos con un rodillo (mejor pequeño si tenemos, aplastamos una a una) y con un cortador de pastas vamos cortando las galletas, retirando antes de levantar el cortador lo que sobre alrededor de estas.

Es una forma eficaz y poco liosa para dar formas con cortador a galletas que cuesta más estirar y cortar en grandes cantidades.

Como veis esta receta tiene muchas cucharaditas de “X” ingredientes, por lo que el secreto de que nos gusten más o menos están en ajustar las especias para no quedarse corto ni pasarse. Os animo a probar un poquito la masa cuando hayáis añadido todo, pues no todas las canelas ni todos los jengibres se muelen con igual calidad, unos son más fuertes que otros.


Espero que os animéis a probarlas, no os vais arrepentir, y además podeis experimentar pizquita arriba pizquita a bajo y hacerlas más a vuestro gusto.

Saludos a tod@ y gracias por seguir ahí ;-)

Galletas miel y una pizca

jueves, 16 de mayo de 2013



Hola! Buenas a tod@s, yo no se ustedes pero yo cuando estoy a dieta necesito cosas que se parezcan a lo dulce sin ser lo dulce O.o vaya lio, no? Así que ante estos dilemas mi imaginación se lanza al campo de trabajo a experimentar, a veces salen cosas que dan penica, y otras (como esta) me sorprendo de que haya salido algo y encima esté bueno!!!
Como es el caso de estas magdalenas, que estoy deseando desayunar mañana =D
Haciendo los cálculos cada magdalena de las diminutas tiene menos de 20 kcal y las grandecitas unas 90 kcal. (Yo siempre hago las cuentas aproximadas tirando por lo alto).
 Por cierto, de las pequeñas han salido 30 y de las grandes 12.



Vamos ya con la receta.

Ingredientes:

-          Una pizca de sal. 
-          Clara de huevo pasteurizadas 9 unidades (un bote tipo Hacendado).
-          Harina Integral de Trigo 226 g.
-          Harina de Avena 100 g. (Si no tenéis pues también con la de trigo).
-          Leche desnatada 250 ml. (Un vaso).
-          Aceite de Oliva Virgen Extra 30 ml.
-          Zumo de medio limón.
-          Ralladura de un limón.
-          Canela en polvo 3 cucharaditas.
-          Jengibre molido 2 cucharaditas (cuidado con el jengibre, no pasarse).
-          Edulcorante líquido 3 cucharaditas.
-          Bicarbonato sódico 2 cucharaditas.
-          Sodas para repostería la pareja de sobres.

Elaboración:

1º. Montar las claras con la pizca de sal.
2º. Agregar la leche suavemente. Batir
3º. Agregar el aceite, el zumo de limón y el edulcorante. Batir.
4º. A parte, mezclar las harinas, el bicarbonato, la soda, la ralladura de limón y las esencias. No tamizar ;-) E incorporando poco a poco. Para que baje menos el batido mezclar con espátula haciendo movimientos envolventes, si no, continuar con las varillas despacito.

Veremos cómo va bajando el batido de las claras, es normal, pero hay que cuidar de romper lo menos posible las burbujas. No te asuste si te resulta una mezcla muy líquida, es distinta la de las magdalenas comunes, pero cuaja bien en el horno.
Colocamos en moldes a nuestro gusto, y horneamos, el tiempo y la temperatura dependerá del tamaño. Más pequeñas unos  190ºC. 10 minutos, más grandes unos 180ºC 15 minutos. Pinchar antes de sacar del horno para asegurarnos que están ya.

A las grandes les puse trozos en lámina de manzana  clavada (uhhhh estas calorías no las contaste Ana! Jajaja).  Esto lo hicimos los otros días en el obrador con unas magdalenas caseras, y me dije, ummm tengo que probar, ya que me encanta la tarta de manzana, esto no podría estar mal.

Por hoy es todo, gracias y saludos a tod@s =D

Magdalenas limón y canela, a dieta

Con la tecnología de Blogger.

Gracias por tú visita

Gracias por tú visita

Lo que más habeis visitado esta semana