martes, 10 de noviembre de 2015

¡Hola!
Vengo con una tarta (más bien dos, por que la hice doble), de chocolates decorada con galletas Oreo. Un existo =D






En esta ocasión fue mi padre el que me pidió que que preparara algo especial para una reunión familiar. Tirando de tópicos la hice de chocolates, que a (casi) nadie le disgusta. Las galletas Oreo le dan un toque distinto, que hasta a los más mayores les gustó.
Como iban a ser muchos invitados hice dos grandes, para que hubiera suficientes raciones.

Para los bizcochos preparé; dos masas de Victoria Sponge Cake sabor vainilla y una de chocolate. Para el relleno: buttercream de chocolate (tipo cobertura), buttercream de chocolate blanco y buttercream con crema de galletas Oreo.



Me reservo las recetas para otro día, ahora os dejo con la idea.  

Espero que os haya gustado.


¡Un saludo!

Tarta de chocolates con Oreo

viernes, 30 de octubre de 2015


¡Hola!

¿Qué os parece si montamos una deliciosa tarta de merengue? Esta en concreto fue para el bautizo de Alex.

Tan solo necesitamos:



Sólo hice unas ligeras variaciones:

- La crema pastelera, hice la cantidad con el litro de leche, sobró muy poco. Y una vez hecha, pasada al bol, aún en caliente, añadí 3 hojas de gelatina (previamente hidratadas en un vaso con agua 5 minutos). Quería darle mayor consistencia, y funcionó.
- La crema de trufa hice 500 ml de nata con 220 g. de chocolate de cobertura. No añadí azúcar, este chocolate ya lleva. 

PASOS IMPORTANTES EN LA ELABORACIÓN:

1* Hay que bañar los bizcochos en almíbar antes de usarlos. (Almíbar: agua a hervir con la mitad de la cantidad de esta en azúcar. Se puede añadir algún aromatizante: canela, piel de limón, licor, etc.). Humedecer con una brolla, tramo a tramo todo el bizcocho. No pasarse que no se rompa.
2* Es recomendable dejar los bizcochos enfriar unas horas antes de usarlos.
3* Para poder extender bien la crema pastelera tiene que estar recién hecha, en caliente (no hirviendo, esperar unos minutos, que se puede deshacer el bizcocho si está demasiado caliente).
4* Una vez extendida la crema pastelera, antes de poner encima la crema de trufa, hay que dejar que enfríe en el frigorífico. Unas 3-4 horas bastaría.
5* Recuerdo que la crema de trufa si hizo en caliente 24 horas antes de ser montada, las cuales ha estado en la nevera. Una vez montada, con la crema pastelera ya enfriada, colocamos sobre esta CON MANGA PASTELERA. Si no nos llevaremos la crema pastelera para delante.
6* Una vez montado lo principal falta el merengue. Metemos los bizcochos con el relleno al frigorífico. Y cuando tengamos el merengue es cuestión de completar la tarta.

Como me organizo yo:

Día 1: hago los bizcochos y la crema de trufa. Los bizcochos una vez enfriados los guardo en bandejas envueltos en papel fil. Si hace calor es aconsejable guardar en el frigorífico.
Día 2: hago el almíbar, mojo los bizcochos, hago la crema pastelera, dejo enfriar. Más tarde monto la crema de trufa y la coloco. Guardo en la nevera y monto la nata.
Y LISTO =)
Recomiendo esta combinación por varios motivos: primero que está riquísima, recuerda a la tarta de galletas de la abuela, tradicional; y segundo por que muchas veces cuando hacemos el merengue no sabemos que hacer con las yemas, pues ya está, solucionado con esta tarta.

Un saludo, espero que os haya gustado :-)

Tarta Merengue, bautizo Alex

¡Hola!

En el blog podéis encontrar de hace tiempo dos formas  de bizcocho plancha:
-
Bizcocho plancha.
Variante de bizcocho plancha.

Hoy vamos con una posibilidad más: ¡con chocolate!
En el siguiente caso usé cantidad para que salieran de la misma mezcla dos bizcochos planchas.

Ingredientes:

- Huevo 10 unidades (tamaño L).
- Azúcar granillo (el de toda la vida) 333 g,
- Harina de trigo (la normal) 300 g.
- Cacao puro Valor desgrasado 33 g.

Elaboración:

1º. Tamizar la harina y el cacao.

2º. Con la máquina de batir con las varillas, batir los huevos con el azúcar, hasta que triplique volumen. Que quede una mezcla espumosa y blanca. Tarda un rato, paciencia.

3º. Ahora nos olvidamos de la máquina de batir, y con una espumadera (espátula de goma o silicona), vamos incorporando la harina con el cacao (que tenemos tamizado) poco a poco. Yo suelo ir echando cucharadas soperas, mezclando con la espumadera con movimiento envolvente, y así hasta que no salgan trozos de harina sin mezclar. Precaución con no pasarse mezclando porque acabaremos por deshacer las burbujas de aire que se han creado al batir los huevo con el azúcar y en vez de un bizcocho tendremos una torta.
4º. Incorporar en bandejas de horno (prepararlas con papel vegetal de cocina, para poder despegar fácilmente y sin que se rompa el bizcocho). 

*Si queremos usar el bizcocho para un brazo gitano, incorporar la mezcla con la manga pastelera, en zip zap sobre la bandeja, así no se rajará al doblarlo. Si es para una tarta yo directamente lo voy echando poco a poco sobre la bandejar de forma uniforme.

5º. Al horno, precalentando, 180º, unos 10 min. Tocar con el dedo para asegurarse si está. Si al tocar se hunde y no vuelve le falta un poco, si está esponjoso, no se hundirá.

6º. Una vez saquemos del horno, esperar unos minutos, y con cuidado quitar el papel de horno, y pasar a una bandeja de rejilla para que enfríe correctamente.




Bizcocho plancha chocolate

jueves, 29 de octubre de 2015


¡Hola!

Hoy traigo una entrada distinta, ya iréis viendo por qué.

A todos nos encantan las tartas, las magdalenas, galletas, etc, y sobre todo si son dulces caseros, ¿verdad? Pero también sabemos no se pueden andar comiendo todos los días, ni día sí día no ;-)
La repostería es alta en azúcares y grasas. Por eso su dosis debe ser moderada.
Yo la reservo para ocasiones especiales, una vez a la semana me doy un capricho. Si hay algún evento ya sé dónde va a caer, y si ese fin de semana no hay ningún compromiso, mi pareja y yo nos tomamos el postre en alguna heladería o cafetería que nos guste.

Yo antes era de desayunar galletas, cereales o tostadas con queso (light) y mermelada (sin azúcar). Pero por mucho que nos digan en los cartelitos, las palabras "light", "diet", "fitness", "integral", "sin azúcar", etc. NO SON SALUDABLES. Si leemos las etiquetas veremos que son altos en azúcares y grasas (y un alto porcentaje saturadas).
Quizás todos estos productos nos ayuden a mantener la "línea" o a no "pecar" con cosas mayores. Pero no son la solución al problema. Con este tipo de alimentación no nos saciamos, y nos mantienen con la insulina elevada, volviendo a tener hambre al rato.

Hay otras opciones mejores, desayunos que rompan en ayuno de la noche dándole al cuerpo lo que necesita para recuperarse de la falta de alimento nocturna y que nos permitan afrontar la mañana con energía.

Mis desayunos favoritos:

- Sándwich de pan integral (sin azúcares añadidos), con tomate, pechuga de pollo a la plancha y aguacate. Delicioso. Pereza ninguna, en 5 minutos listo.




- Tostadas, una con tomate, aceite de oliva y requesón; la otra con crema de cacahuete (si pones unas rodajas de fruta encima riquísimo).





- Tortitas variadas. Este suele ser mi desayuno más recurrido, es el que más me gusta, aunque requiere un poco más de tiempo, con la práctica ya ni se nota ;-)




INGREDIENTES Y ELABORACIÓN BÁSICA DE UNAS TORTITAS:

¡¡Las puedes hacer como más te gusten! 

Los ingredientes mínimos: HUEVO (entero o sólo las claras) y HARINA o COPOS.

Un ejemplo para un desayuno completo:

- Un huevo campero (más saludables, y tampoco suben mucho de precio, su tamaño suele ser de unos 55-58 g.)
- Claras de huevo (90-100 g).
- Copos de avena (unos 26-32 g.). (Si lo prefieres se puede hacer con harina, ya sea de avena, trigo, etc.)
- A mi me gustan con un poco de color: una zanahoria pequeña, un poco de calabaza, col lombarda o unas hojas de espinacas. Una pieza cortada en trocitos para que se puedan batir en la batidora.
- Canela en polvo (una cucharadita).
- Un chorrito de zumo de limón.
- Una pizca de bicarbonato sódico (la punta de una cucharilla. Importante no pasarse, quedaría mal sabor.).

*(lo gramos están pensado para un desayuno de unas 400 kcal, dentro de una alimentación equilibrada dependerá que sean las cantidades adecuadas el resto de tus comidas).
**(Si te da igual las calorías siempre puedes hacerlas a ojo).
***(Dependiendo de las cantidades, más huevo o claras, o más avena o harina, saldrá una mezcla más espesa o líquida; más tortilla o más tortita esponjosa).


· Para acompañar las tortitas: un poco de crema de cacahuete, un poco de queso de untar o queso batido, un poco de mermelada sin azúcar, un poco de cacao en polvo puro valor, etc. Y una pieza de fruta.


Elaboración: todo a la batidora, batir un minuto, poner la sartén a calentar con una gota de aceite que puedes untar con un trozo de papel de cocina por toda la sartén, y depositar la mezcla.
Ya es cuestión de gustos y facilidad cuántas tortitas hagas. Cuanto más pequeñas antes se harán y más fácil será darles la vuelta. Puedes hacer una tortita única, echando todo en la sartén, tarda un poco más, tendrás que poner al minuto el fuego a media-baja potencia, y a la hora de darle la vuelta asegúrate de que está cuajada, si no... ¡tachán! adiós tortita, ¡hola revuelto!

*Para los más golosos, podéis echarle un chorrito de stevia. Yo ya me acostumbré al sabor, al principio le echaba, pero ahora me gustan tal cual.

Bueno a ver quién se anima, si no lo hacíais ya, a reservar ese dulce capricho para ese día especial, y así disfrutarlo más que nunca y sin remordimiento.

¡Un saludo!




Tortitas! Desayuno saludable

miércoles, 28 de octubre de 2015

Tarta flores, cumpleaños Mari




¡Pero qué bien lo pasamos! Marzo del 2014, despedida de soltera de una amiga, aunque por estas fechas ya no cogía encargos de tartas (estaba estudiando) las excepciones eran para casos especiales, y este fue mi regalito de despedida de soltera.

Janela disfrutó muchísimo la tarta, tengo por guardada una foto en la que le da un besito al pene simpático, que es como lo llamamos, dio mucho juego. Y luego a la hora de comer, las invitadas quedaron sorprendidas de lo rica que estaba. Solo hay que ver la foto, jugosa y chocolateada!.

Un saludo!

Tarta despedida de soltera Janela.

martes, 27 de octubre de 2015



Esta tarta fue mi regalo para el 19 cumpleaños de mi hermano. Entre estudiar saqué tiempo para algo sencillo, para celebrar este momento con la familia. Como siempre, él elije de chocolate blanco, y así fue.
Sin más, otra tarta para el recuerdo.

Tarta Batman, sencilla

Minimagdalenas con merengue



Esta tarta fue un encargo rápido para el hijo del primo de mi novio. No tuve mucho tiempo para hacerla, pero llegó a su destino, donde la esperaba otro niño con mucha ilusión.

Tarta piratas

Tarta Tintin en la Luna

jueves, 5 de septiembre de 2013

Hola a todxs!!! El blog sigue vivoo, solo que estaba de vacaciones ^_^ Pero vamos a empezar fuerte, hoy os traigo un poco de panadería, para los seguidores más exigentes voy a dar alguna sencilla indicación para tener en casa nuestra propia masa madre que podremos añadir a las masas para que las elaboraciones sean más ricas y duraderas.



Primero creamos un pie de masa.

Ingredientes para el pie de masa:


  • Harina de fuerza 75 g.
  • Agua 40 g.
  • Levadura prensada 2 g.
  • Sal 1 g.


Os he facilitado las cantidades suficientes para no acabar luego con un montón de masa madre.

Elaboración:

Taminzar la harina. Reservar.
Disolver la levadura en una pizca de agua (muy muy poca)
Mezclar la harina con la sal y el agua (todo menos la levadura disuelta en la pizca de agua)
Amasar unos 10 minutos.
Incorporar la levadura y amasar otros 5 minutos.
Bolear en la mesa y guardar en un bol o recipiente espacioso para que doble volumén.
Dejar reposar en el bol (cubierto con fil) hasta que doble volumen.

No nos asustemos si cuando dobla volumen lo cogemos y se desinfla (digo no asustarse porque yo me asusté, pensaba que se me había estropeado).

No se suelen decir tiempos pues depende de las temperaturas y de la humedad, pero supongo que por decir alguna indicación no está demás decir que en invierno lo he dejado reposar de un día para otro.

Una vez que ha reposado refrescamos el pie de masa, cuyo refresco llamaremos ya masa madre.

Ingredientes para la masa madre:


  • Pie de masa: 100 g. (Pesamos nuestro pie de masa y para el refresco hacemos una regla de tres para ver las cantidades que necesitamos)
  • Agua: 200 g.
  • Sal: 6 g. (Serían 8, pero mejor quedarse corto porque si se sala no vale para nada)
  • Harina (merdia fuerza):  400 g. (200 de harina floja y 200 de harina fuerte. Eso o solo 400 de fuerte)

Elaboración:

Taminzar la harina. Reservar.
Mezclar el pie de masa entero con todos los ingredientes.
Amasar unos 15 minutos.
Bolear en la mesa y guardar en un bol o recipiente espacioso para que doble volumén.
Dejar reposar en el bol (cubierto con fil) hasta que doble volumen.

Una vez haya doblado volumen podemos usarlo en nuestras recetas de pan.

Modo de conservación:

Dividimos en porciones de unos 50 o 100 g. boleamos cada porción, envolvemos con papel fil de cocina, y guardamos en el congelador.

Cada vez que queramos usar la masa madre descongelamos la porción que nesitemos (si no da tiempo que descongele a temperatura ambiente ayudamos con la función descongelar del microondas, con mucho cuidado que no se queme, vamos amasando un poco con las manos para sacar a la superficie la parte más helada).


La regla para usar la masa madre es de 200 g. por cada kilo de harina de la receta.

--> --> Importante:

Antes de que la masa madre se acabe habrá que darle un refresco, esto es coger una porción de masa madre y hacer con ella lo mismo que hicimos con el pie de masa cuando le dimos un refresco.

La calidad de un pan está en gran parte en la calidad de la masa madre. Una masa madre de calidad es una masa que lleva muchos refrescos por lo que las levaduras están "maduras" dandole al pan un sabor característico.

Ya sabeís el secreto, ahora a ponerlo en práctica y trabajar una buena masa madre.

SALUDOS Y BUEN PAN!!!

PAN, el secreto está en...

viernes, 19 de julio de 2013

Tarta “A Game of Thrones”



Hola! Este post va a ser muy rápido y sencillo, en más de una ocasión he utilizado el biscocho plancha tal cual viene en esta elaboración (pinchar aquí), pero no es del todo necesario que sea así, este mismo batido podemos usarlos de distintas formas, como es esta otra: vertiéndolo en un molde para bizcocho convencional.


En esta ocasión utilicé 10 huevos, 300 de harina y 300 de azúcar, el proceso de batido es el mismo, solo que vertemos el batido final sobre el molde y horneamos a 180º C. hasta que esté cocido por completo.

¿Qué os parece?A mi me encanta para elaboraciones suaves y tartas que no tienen que aguantar mucho peso.

Saludos!

Variante de bizcocho plancha



Hola a tod@s, vamos a ver una fácil receta de estos ricos crespillos, apunten =D

Ingredientes:
Harina Floja 350 g. (La harina común que solemos comprar para bizcochos).
Agua o vino blanco 50 g. (Probar de las dos formas, la receta original la tengo con agua, pero con vino blanco también es muy típico). 
Aceite de oliva 100 g. 
Levadura fresca 50 g. (Levadura prensada, ya saben, la que se guarda en el frigorífico). 
Pimentón dulce en cantidad suficiente (una cucharadita o al gusto).
Pimienta molida en cantidad suficiente (una pizca).
Sal en cantidad suficiente (una pizca para la masa y otra para poner por encima antes de hornear).

Elaboración:
Tamizar la harina. Mezclar los ingredientes sólidos, añadir los líquidos, menos unas gotas de agua (como una cucharadita) para disolver la levadura. Mezclar y amasar bien todo esto (todo menos la levadura disuelta en la chispa de agua, que ha de quedar cremosa, no líquida), amasar bien durante unos 10 minutos, si lo hacemos a mano hacer 5 y 5 minutos con un reposo leve, incorporar la levadura, amasar otros cinco minutos y extender sobre una superpie enharinada con el rodillo, hasta que queden fina la masa, ya que por la levadura sube bastante. Cortar con corta pasta redondo (oye, y por qué no, cortar al gusto), pinchar con el tenedor, pintar con huevo o pulverizar con agua, echar sal por encima y sin repodo hornear a 200º C. durante 10-15 minutos. Sacar y enfriar sobre rejilla.

Os dejo esta foto de los primeros que hice, como veis están bastante gorditos, por eso digo que extendamos bien, a ver si para otra vez me acuerdo de fotografiarlos con mejor aspecto, aunque el resultado es muy bueno.
Saludos!

Crespillos, snack cartagenero


Hola! Esta tarta la preparé a primeros de verano para un cumpleaños. Aunque ya vimos la receta del merengue cocido en la tarta de
Cenicienta vamos a verla de nuevo aquí junto a la elaboración de la nata montada.


 Necesitamos:
Dos planchas de bizcocho, almíbar, nata montada y merengue cocido.

- Para las planchas de bizcocho recordamos esta receta: Bizcocho Plancha.

- Para el almíbar:
Hay muchas recetas, yo siempre lo hago a ojo, la densidad depende de la que le queramos dar, un ejemplo puede ser un vaso de agua y otro sin colmar de azúcar, o dos vasos de agua y uno colmado de azúcar. Podemos infusionar con el aroma que queramos, para esta yo lo hice con media rama de canela y una tira de piel de limón. Poner a hervir durante tres a cinco minutos (para que a sí infusione, tome el aroma).
Podemos usar en caliente o en frío, en caliente tendremos más cuidado porque empapará más el bizcocho y se nos puede deshacer, en frío nos aseguraremos de que está bien bañado.
Hay que encontrar la justa medida, para que no nos quede la tarta seca ni se nos deshaga.

- Para la nata montada:
Para preparar la nata montada nosotr@s en casa necesitamos: nata para montar (33% o 35% materia grasa) y por cada litro de nata unos 100 g. azúcar (granillo o glass), dependiendo de que nos guste más o menos dulce variaremos la proporción.
Para que la nata monte debe estar fría, es aconsejable tener 24 horas en el frigorífico, aunque en algunos envases pone la sugerencia de enfriar en el congelador durante media hora.
Mezclamos la nata fría líquida con el azúcar (si es glass se disolverá mejor) y con unas batidora con varillas montamos a una velocidad media alta. Cuando ya haya montado retiramos las varillas, no sigamos batiendo, o de lo contrario se nos cortará. Ha de quedar firme pero una vez conseguida la firmeza apropiada no sigamos batiendo porque no montará más, se cortará, perderá la textura, aparecerá una especie de grumos y amarilleará bastante.

- Para el merengue cocido:
Recordaré lo que ya vimos: 
Ingredientes: 
Claras de huevo 250 g.
Azúcar 400 g.  
Elaboración: 
Separar las claras de las yemas, con mucha precaución de que no caiga ni una pizca de yema. Para que las claras monten bien no puede haber nada de grasa ni líquido en las claras. El bol debe estar impoluto.
Mezclar las claras con el azúcar, con un tenedor mismo, no hay que batir, solo mezclar. Poner en un recipiente que resista el calor y calentar al baño maría (poner un cazo con agua, y encima el cazo con las claras, de tal forma que el agua cubra la superficie del cazo con claras pero sin que llegue a subir y moje las claras).
Con ayuda de un termómetro llevaremos las claras a una temperatura entre 65-75º C. Ir moviendo con las varillas hasta obtener este resultado.
Retirar del fuego y rápidamente batir con varillas, en batidora lo pondremos en marcha rápida, y una vez que haya montado seguir batiendo con velocidad más baja, hasta que enfríe. 
Dependiendo de la cantidad que queramos pondremos ambos ingredientes en más o menos medida proporcionalmente. Creo recordar que para esta tarta hice bastante más, casi se salía de la batidora.

Para montar la tarta, ponemos la primera plancha sobre la base que vamos a utilizar, bañamos con el almíbar, extendemos la cantidad suficiente de nata montada, ponemos la siguiente plancha de bizcocho, bañamos con el almíbar, volvemos a cubrir con la cantidad suficiente de nata montada, y por último, con una manga pastelera y la boquilla que más nos guste para la ocasión decoramos por arriba y los lados de merengue cocido. Los detalles ya son al gusto de cada cual.

Espero que os haya servido esta explicación y cualquier duda podeis consultarme como siempre.
Saludos!

Tarta nata y merengue, Mariposas por casualidad

jueves, 27 de junio de 2013

Hola de nuevo! Seguimos con recetas para aprovechar esas yemas que nos sobran.


Ingredientes:

-Yemas 12 unidades
-Azúcar 500 g.
-Agua 3 dl.
-Leche 2 dl.
-Huevos 3 dl.
-Azúcar avainillado 2 cucharaditas
-Caramelo para el molde (hacer con azúcar y agua, aparte de las cantidades dadas).

Elaboración:

1º) Hacer el caramelo. Colocar en los moldes.
2º) Poner a hervir en agua y el azúcar para hacer un almibar. Con que hierva 3 minutos es suficiente.
3º)A parte, mezclar los huevos, las yemas y la leche.
4º) Añadir a la mezcla en almíbar a chorro fino mientras seguimos mezclando.
5º) Poner en los moldes que hemos caramelizado, colocar al baño María en el horno y cocer de 160-175º C.

*Para colocar al baño María en el horno necesitamos una placa de horno con profundidad, como las de los asados, ponemos los recipientes y vamos llenando de agua con cuidado de que no entre en los recipientes ni  se nos desborde.

*Para servir presentar desmoldados, se puede decorar con nata montada.

Espero que os haya parecido sencilla y útil esta receta,
SALUDOS!!

Flan chino

miércoles, 26 de junio de 2013

Hola a tod@s! Qué tal ha comenzado el verano? Yo ya estoy de vacaciones despues de este año de curso de panadería y repostería, y me encuentro con el tintero cargado de recetas que compartir una vez más, no os las llevaré hechas, sino que os tocará vosotr@s hacerlas con los sencillos pasos que os doy.

¿Qué os parece empezar por estas sencillas natillas canseras? Receta muy similar a la de la crema pastelera.

Ingredientes:

-Leche 1 litro
-Maicena 40-45 g. (depende espesor que queramos).
-Yemas 4-5 unidades
-Azúcar 250 g.
-Canela en rama (media rama de las largas es suficiente, de las que venden en tarritos de cristal una entera)
-Piel de limón (el de una unidad mediana es suficiente).

Elaboración:

1º) Ponemos a calentar la leche (menos un poco que reservaremos) con la piel de limón y la media rama de canela, hasta que hierva, para que los aromas infusionen con la leche.
2º) Mezclamos la maicena con el azúcar y disolvemos con un poco de leche (la que hemos reservado).
3º) Batimos las yemas y mezclamos con la maicena y el azúcar.
4º) Retiramos la piel de limón y la canela en rama y añadimos la mezcla, cocemos a fuego suave sin dejar de mover con espátula o varillas hasta que hierva. Una vez hierva habrá tomado la consistencia deseada.

* Si quedasen grumos es aconsejable pasar por un chino o colador la mezcla aún en caliente, quedará más suave y refinada.

*Aún en caliente ponemos en los moldes en que queramos presentar las natillas, pues al enfriar espesarán más y tomarán un poco de forma.

*No te olvides de decorar al gusto con galletas y canela en polvo.

*Para su conservación guardar en nevera, tapados para que no cojan olores ni forme costra la superficie.


Espero que os animéis, sobre todo si os sobran yemas después de hacer un merengue, esta es una buena forma de aprovechar en nuestra cocina los ingredientes al máximo.
 
Saludos!! ;-)



Natillas caseras

Con la tecnología de Blogger.

Lo que más habeis visitado esta semana

Gracias por tú visita

Gracias por tú visita